La esposa de Netanyahu tiró al piso un pan que simboliza paz

Durante el vuelo a Kiev, la primera dama de Israel estalló en ira.

  • La esposa de Netanyahu tiró al piso un pan que simboliza paz.
19 Agosto, 2019, 4:21 pm
Por: Redacción 
La visita oficial del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu a Ucrania, —que comenzó en la noche de este 18 de agosto— está quedando marcada por las varias situaciones escandalosas protagonizadas por su mujer Sara, quien intentó invadir la cabina del piloto, informa The Times of Israel.
 
 
 
Al parecer, la primera dama de Israel ya se puso de mal humor desde el comienzo del viaje, ni bien subió a la aeronave de la aerolínea israelí El Al. La esposa de Netanyahu se mostró ofendida al considerar que no se le había prestado suficiente atención al momento de ser recibida a bordo, probablemente por no escuchar el saludo del piloto.
 
Molesta, saltó de su asiento con la intención de darle una reprimenda al capitán, pero al negársele la entrada en la cabina, su enojo fue incluso más grande. Para apaciguarla, el piloto pronunció un nuevo saludo a 45 minutos del aterrizaje, haciendo esta vez especial hincapié en su nombre.

Como manda esta costumbre, el primer ministro del país hebreo accedió a degustar un trozo de pan, espolvoreándolo previamente con algo de sal, para luego pasárselo a su mujer. Sin embargo, esta se negó a seguir su ejemplo y arrojó el bocado al suelo.

La visita oficial del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu a Ucrania, —que comenzó en la noche de este 18 de agosto— está quedando marcada por las varias situaciones escandalosas protagonizadas por su mujer Sara, quien intentó invadir la cabina del piloto, informa The Times of Israel.
 
 
 
Al parecer, la primera dama de Israel ya se puso de mal humor desde el comienzo del viaje, ni bien subió a la aeronave de la aerolínea israelí El Al. La esposa de Netanyahu se mostró ofendida al considerar que no se le había prestado suficiente atención al momento de ser recibida a bordo, probablemente por no escuchar el saludo del piloto.
 
Molesta, saltó de su asiento con la intención de darle una reprimenda al capitán, pero al negársele la entrada en la cabina, su enojo fue incluso más grande. Para apaciguarla, el piloto pronunció un nuevo saludo a 45 minutos del aterrizaje, haciendo esta vez especial hincapié en su nombre.

Como manda esta costumbre, el primer ministro del país hebreo accedió a degustar un trozo de pan, espolvoreándolo previamente con algo de sal, para luego pasárselo a su mujer. Sin embargo, esta se negó a seguir su ejemplo y arrojó el bocado al suelo.

SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS