"Se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería", dice presidente Moreno

El Ejecutivo decretó el estado de excepción por 60 días.

  • El primer mandatario indicó que no son decisiones fáciles, pero que le ha correspondido hacerlo. Foto: API
4 Octubre, 2019, 11:40 am
Por: Redacción 
"Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida. Que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería", manifestó muy enfático el presidente Lenín Moreno, durante una rueda de prensa en las instalaciones del ECU 911 de Samborondón. Este viernes 4 de octubre se cumple el segundo día del paro nacional de transporte, luego que el gobierno central decidiera eliminar los subsidios a los combustibles: extra y ecopaís. 

El primer mandatario indicó que no son decisiones fáciles, pero que le ha correspondido hacerlo. Aseguró que está dispuesto a dialogar, pero no con aquellos protagonistas de "hechos consumados", refiriéndose a la paralización de servicios y las agresiones a las personas. 
 
"Con ellos no voy a dialogar, con los que se han enriquencido ilegalmente no voy a dialogar. Hablemos con la gente que quiere trabajar, con la gente que quiere sacar al país adelante", dijo Moreno. Así mismo, dijo que aquellos que violen la Constitución y los derechos de todos los trabajadores deberán responder ante las autoridades. 
 
Un poco antes, la ministra de Gobierno, María Paula Romo y el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, dieron una rueda de prensa para informar que hasta las 9 de la mañana de este viernes, se registraba a nivel nacional 350 personas detenidas, la mayor parte en Guayaquilm con 159 detenidos, y 118 en Quito. 
 
Las manifestaciones se tornaron violentas el jueves en los alrededores del Palacio de Carondelet en Quito, por lo que el Ejecutivo decretó el estado de excepción por 60 días. Con ello, los militares se movilizaron a distintas zonas del país para restablecer el orden.
 
Ante las protestas, a las que se sumaron estudiantes universitarios, en rechazo a las alzas del diésel y gasolina corriente, el gobierno extendió hasta el viernes la suspensión de clases.
 
A las 0h00 del jueves 3 de octubre aumentaron los precios del galón americano de diésel de 1,03 dólares a 2,30 dólares y de gasolina corriente de 1,85 a 2,40 dólares.
 
Organizaciones de indígenas y sindicales también prevén protestar contra esa medida y otras reformas laborales y tributarias que el Ejecutivo promueve en función de un acuerdo con el FMI, que le permite acceder a préstamos por 4.209 millones de dólares.
 
 
 
 
 
"Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida. Que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería", manifestó muy enfático el presidente Lenín Moreno, durante una rueda de prensa en las instalaciones del ECU 911 de Samborondón. Este viernes 4 de octubre se cumple el segundo día del paro nacional de transporte, luego que el gobierno central decidiera eliminar los subsidios a los combustibles: extra y ecopaís. 

El primer mandatario indicó que no son decisiones fáciles, pero que le ha correspondido hacerlo. Aseguró que está dispuesto a dialogar, pero no con aquellos protagonistas de "hechos consumados", refiriéndose a la paralización de servicios y las agresiones a las personas. 
 
"Con ellos no voy a dialogar, con los que se han enriquencido ilegalmente no voy a dialogar. Hablemos con la gente que quiere trabajar, con la gente que quiere sacar al país adelante", dijo Moreno. Así mismo, dijo que aquellos que violen la Constitución y los derechos de todos los trabajadores deberán responder ante las autoridades. 
 
Un poco antes, la ministra de Gobierno, María Paula Romo y el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, dieron una rueda de prensa para informar que hasta las 9 de la mañana de este viernes, se registraba a nivel nacional 350 personas detenidas, la mayor parte en Guayaquilm con 159 detenidos, y 118 en Quito. 
 
Las manifestaciones se tornaron violentas el jueves en los alrededores del Palacio de Carondelet en Quito, por lo que el Ejecutivo decretó el estado de excepción por 60 días. Con ello, los militares se movilizaron a distintas zonas del país para restablecer el orden.
 
Ante las protestas, a las que se sumaron estudiantes universitarios, en rechazo a las alzas del diésel y gasolina corriente, el gobierno extendió hasta el viernes la suspensión de clases.
 
A las 0h00 del jueves 3 de octubre aumentaron los precios del galón americano de diésel de 1,03 dólares a 2,30 dólares y de gasolina corriente de 1,85 a 2,40 dólares.
 
Organizaciones de indígenas y sindicales también prevén protestar contra esa medida y otras reformas laborales y tributarias que el Ejecutivo promueve en función de un acuerdo con el FMI, que le permite acceder a préstamos por 4.209 millones de dólares.
 
 
 
 
 
Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS