Hallan fosa común con 70 cuerpos en Siria

El hallazgo se dio los campos de Alaab, cerca de la ciudad de Duma.

El ejército habría encontrado la fosa. Foto: AAREF WATAD / AFP
17 Febrero, 2020, 9:52 pm
Por: AFP 
El ejército sirio halló una fosa común con 70 cuerpos de "civiles y militares ejecutados" en el este de Guta, exbastión rebelde a las puertas de Damasco reconquistado por el régimen de Bashar el Asad, informa la agencia oficial Sana.
 
La fosa fue descubierta en "los campos de Alaab" cerca de la ciudad de Duma, al este de la capital siria, anunció Sana en la noche del domingo.
 
El ejército "en cooperación con las autoridades encargadas" encontraron una "fosa común de civiles y militares ejecutados por grupos terroristas", precisó la agencia de noticias, utilizando la terminología del gobierno que considera "terroristas" a los yihadistas y a los rebeldes.
 
En abril de 2018, las autoridades sirias recuperaron el control de Guta oriental, último gran bastión rebelde a las puertas de la capital, al fin de una gran ofensiva y acuerdos de evacuación. Decenas de miles de civiles y combatientes fueron enviados al noroeste del país.
 
Entre 2012 y 2018, las facciones armadas Jaish al Islam y Faylaq al Rahman dominaban Guta oriental, aunque también había otros grupos como como Ahrar al Sham o los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham, ex-rama siria de Al Qaida.
 
Citado por Sana, el jefe de la policía militar en Damasco, Mohamed Mansur estima que las víctimas, entre ellas una mujer, fueron ejecutadas entre 2012 y 2014.
 
Este lunes esperaban desenterrar más cuerpos, agregó.
 
El médico legalista Ayman Khelou aseguró que "la mayor parte de los cuerpos tenían las manos atadas", mientras que la "mayoría fueron ejecutados con una bala en la cabeza".
 
La operación militar le costó la vida a más de 1.700 civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Algunos habitantes pudieron regresar pese a una reconstrucción que se hace muy lentamente.
 
Varias fosas han sido halladas en los últimos años en Siria, principalmente en las regiones que estuvieron bajo el control de los yihadistas del grupo Estado Islámico.
 
Desde que se inició en marzo de 2011, la guerra siria ha dejado más de 380.000 muertos.
El ejército sirio halló una fosa común con 70 cuerpos de "civiles y militares ejecutados" en el este de Guta, exbastión rebelde a las puertas de Damasco reconquistado por el régimen de Bashar el Asad, informa la agencia oficial Sana.
 
La fosa fue descubierta en "los campos de Alaab" cerca de la ciudad de Duma, al este de la capital siria, anunció Sana en la noche del domingo.
 
El ejército "en cooperación con las autoridades encargadas" encontraron una "fosa común de civiles y militares ejecutados por grupos terroristas", precisó la agencia de noticias, utilizando la terminología del gobierno que considera "terroristas" a los yihadistas y a los rebeldes.
 
En abril de 2018, las autoridades sirias recuperaron el control de Guta oriental, último gran bastión rebelde a las puertas de la capital, al fin de una gran ofensiva y acuerdos de evacuación. Decenas de miles de civiles y combatientes fueron enviados al noroeste del país.
 
Entre 2012 y 2018, las facciones armadas Jaish al Islam y Faylaq al Rahman dominaban Guta oriental, aunque también había otros grupos como como Ahrar al Sham o los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham, ex-rama siria de Al Qaida.
 
Citado por Sana, el jefe de la policía militar en Damasco, Mohamed Mansur estima que las víctimas, entre ellas una mujer, fueron ejecutadas entre 2012 y 2014.
 
Este lunes esperaban desenterrar más cuerpos, agregó.
 
El médico legalista Ayman Khelou aseguró que "la mayor parte de los cuerpos tenían las manos atadas", mientras que la "mayoría fueron ejecutados con una bala en la cabeza".
 
La operación militar le costó la vida a más de 1.700 civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Algunos habitantes pudieron regresar pese a una reconstrucción que se hace muy lentamente.
 
Varias fosas han sido halladas en los últimos años en Siria, principalmente en las regiones que estuvieron bajo el control de los yihadistas del grupo Estado Islámico.
 
Desde que se inició en marzo de 2011, la guerra siria ha dejado más de 380.000 muertos.